19/1/20

Clearview: AI; otra vuelta de tuerca sobre malos usos del reconocimiento facial



Esta semana recomendábamos este un artículo de Restore Privacy que recomendaba diversas herramientas alternativas a Google. Después de leer la denuncia de ayer de The New York Times, no sabemos si debiéramos revisar esa y otras listas, ya que el artículo revela que la aplicación de reconocimiento facial Clearview AI puede reconocer cualquier imagen fotografía públicas de un individuo se compara con una inmensa base de datos de más de tres mil millones de imágenes recopiladas de manera ilegal en varias redes sociales y webs educativas. Los resultados se ofrecen junto a las urls del lugar dónde se encontraron las imágenes.

La aplicación, creada en Nueva York por una pequeña start-up fundada por Hoan Ton-That .Como ya ha sucedido en otras ocasiones con otras herramientas similares, además de que vulnera claramente la privacidad, nunca podremos saber claramente en manos de quién puede ir a parar una herramienta que puede ser vendida a cualquiera.

Resulta, por lo menos paradójico, que mientras en la UE se intenta poner coto a las aplicaciones de reconocimiento facial en la vía pública, por los errores que se producen en la detección en países como Estados Unidos se salten todas las normas. 

Seguiremos este caso atentamente.Como siempre, el problema no es la tecnología, sino el uso que se hace de ella.


+ info sobre IA:

Iglesias brasileñas adquieren tecnología de reconocimiento facial para controlar la asistencia y las emociones de sus fieles